Me pediría…

Me pediría…

Se acercan las Navidades y en Polonia empieza la locura de compras, de gastos, de correr todo el rato. El día 6 de diciembre es el día de Santa Claus el cual abre el periodo navideño. Se parece al día de los Reyes Magos en España no obstante es sólo un preludio antes de la Noche Buena.

La tradición dice que cada niño antes de acostarse el día 5 de diciembre tiene que limpiar muy bien sus zapatos y ponerlos a la entrada de la habitación o al lado de la cama. Por la noche viene el Santa Claus y a los niños que se comportaban bien les trae los dulces, regalos pequeños o si se portaban mal se encuentran con una varilla. Es una advertencia antes de la Navidad ;-). Este día suele ser alegro e incluso en los lugares de trabajo se regalan los bombones o figuritas de chocolate. Este día cada uno se siente como si fuera un niño sin importar la edad.

Se prepara las galletas navideñas llamadas “pierniki” en forma de estrellas, campanitas, árboles de navidad

A partir del 6 de diciembre en las tiendas comienza la temporada de “busco un regalo” y “me pediría…” y en todas las casas empiezan los preparativos para las fiestas. Sobre todo se prepara las galletas navideñas llamadas “pierniki” en forma de estrellas, campanitas, árboles de navidad u otras. Las recetas son diferentes pero siempre se les añade miel, canela, cardamomo que dan un aroma maravilloso :-) Tras sacarlas del horno se las guarda en los botes especiales para que se vuelvan más blandas. Y ahí se quedan hasta las navidades para luego no parar de comerlas de lo buenas que son, jejejeje

Con el principio de diciembre también se empiezan a vender los árboles de navidad y suelen ser todas las variedades de los abetos: los plateados, los verdes u otros. Mi preferido es el verde clásico que tiene el olor fantástico que se nota sobre todo cuando uno entre en casa después de todo el día en el trabajo. Hay algunos que compran los árboles artificiales pero yo prefiero uno natural aunque sea pequeño porque crea un ambiente irrepetible :-) Se adornan con diferente tipo de adornos: de cristal, de papel, de paja, pintados a la mano o preparados por los niños. Se les pone las luces, se cuelgan los bombones o incluso se les coloca encima unos trozos de guata blanca imitando a la nieve. Cuantas casas tantas concepciones de adronarlos, lo más importante que no lo falten ;-)

En todas las ciudades se ponen las luces navideñas, como aquellas en Madrid y Gran Vía y también empiezan los mercadillos navideños donde se puede comprar la comida local del pueblo, los adornos, los regalos “hand made” u otras ideas originales para celebrar a tope todos los días festivos que vienen. Hay la gente que no les gusta este periodo, pero para mi es una temporada del descanso, de los encuentros más intensivos con mi familia e amigos, un tiempo para parar  y por lo menos una vez al año permitirse sentirse como si fueramos los niños que se alegran por todas las cosas pequeñas que nosotros adultos no siempre percibimos y apreciamos. ¡Qué disfrutéis estos días festivos que se acercan! :-)

Falta de comentarios

Nadie ha comentado esta publicación todavía!

Leave a comment